Sobre EMC: emisiones conducidas

Las emisiones conducidas son aquellos defectos en la calidad de la energía eléctrica que se producen a causa del acoplamiento eléctrico y magnético. Por lo tanto, las emisiones conducidas son parte de los problemas de compatibilidad electromagnética (EMC) en la ingeniería eléctrica.

En Emzer somos expertos en el diseño y desarrollo de dispositivos para la medición de EMC que ayudan a detectar cada interferencia electromagnética. Por eso, en este artículo analizaremos en profundidad qué son las emisiones conducidas y su efecto en la EMC entre dispositivos eléctricos. 

¿Qué es la EMC?

La EMC, también conocida como compatibilidad electromagnética, es la capacidad que tiene el sistema de un dispositivo electrónico de funcionar de forma correcta sin alterar de ninguna forma el funcionamiento de otros sistemas.

Por lo tanto, la EMC comprende las normas que evitan que los dispositivos eléctricos y electrónicos (EEs) interfieran entre ellos, así como que interfieran con su entorno (contaminación electromagnética).

Hay muchas razones por las que la EMC es un concepto cada vez más importante, a continuación, te dejamos algunas de las más relevantes:

  • Equipos cada vez más grandes y de alta complejidad
  • Aumento de la cantidad de equipos y dispositivos electrónicos en múltiples ámbitos (industria, medico, en el hogar…)
  • Aumento de los sistemas de telecomunicaciones

¿Qué son las emisiones conducidas?

Como te hemos comentado, dentro de la EMC cabe destacar el papel de las emisiones conducidas

Las emisiones conducidas conforman una parte de las interferencias electromagnéticas en los circuitos. Esto, genera problemas en la calidad de la energía eléctrica subministrada. La razón principal por la que esto sucede son las interferencias causadas por las cargas lineales y no lineales que existen en el sistema eléctrico, debido a otros dispositivos electrónicos de consumo.

Por lo tanto, las emisiones conducidas disminuyen la calidad de la energía eléctrica que se subministra desde el sistema eléctrico principal, afectando así al rendimiento de los electrodomésticos que dependen de este. 

A nivel técnico, las emisiones conducidas podrían describirse como tensión eléctrica o ruido en la corriente. Esto, no debe confundirse con el ruido en la señal, que se diferencia de las emisiones porque estas existen en una señal de potencia finita, mientras que el ruido existe en una señal de energía finita. 

La emisión debe filtrarse en el dispositivo en el que se está probando, ya que puede existir desde el receptor y hasta la fuente, pasando a través de todo el circuito donde hay flujo de electrones. Para conseguirlo, hay que testear los dispositivos en la fábrica, siguiendo los estándares comunes de emisión conducida especificados en la lista de pruebas de la EMC

La importancia de las medidas de EMC

Es básico que todos los dispositivos electrónicos y eléctricos cumplan con la limitación de interferencias que pueden emitir, especificada en los estándares de EMC. 

El proceso para conseguir reducir dichas interferencias puede ser complicado, ya que es posible que el dispositivo que se está testeando presente distintos modos de operación. A partir de este punto, el siguiente paso es descubrir cuál es el modo que presenta el peor de los casos y determinar si puede hacer fallar la prueba. 

Si no se dispone de un equipo de testeo adecuado, este proceso puede ser largo y tedioso, pero es imperativo llevarlo a cabo, ya que cumplir con los estándares de EMC y reducir las emisiones conducidas y todo tipo de interferencias es fundamental para evitar consecuencias graves del uso de dispositivos eléctricos y electrónicos.

EMC: emisiones conducidas de modo común y diferencial 

Como hemos visto, uno de los problemas principales dentro de la EMC son las emisiones conducidas. Está claro que para medir la compatibilidad electromagnética deberemos diseñar filtros para conseguir detectar y reducir estas emisiones conducidas. 

Para ello, debemos tener en cuenta qué parte de las interferencias son de modo común y cuáles son de modo diferencial. Estas últimas se entienden como la diferencia de potencial no deseada entre los conductores que portan cualquier tipo de corriente. Este tipo tiene una amplitud pequeña y baja frecuencia, mientras que las de modo común tiene una gran amplitud y alta frecuencia.

Hay varias causas que pueden provocar las interferencias de modo común en la EMC. A continuación, te contamos algunas:

  • Interferencias por el cableado interno del dispositivo al cable de alimentación
  • Interferencias de estaciones de radio cercanas o relámpagos, por ejemplo
  • Diferencia de potencial (diferencia en el voltaje de tierra)

Emzer: expertos en EMC

En Emzer somos expertos en medición EMC, por eso ofrecemos los mejores equipos más innovadores del mercado para detectar interferencias de todo tipo. 

¿Tienes dudas sobre cómo hacer un análisis y medición de EMC en tus dispositivos? Nuestro equipo está formado por investigadores e ingenieros, apasionados de la tecnología y con ganas de seguir innovando y evolucionando en el campo de la EMCContacta con nosotros y te ayudaremos con todo lo que necesites. 

LEER MÁS

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Al continuar visitando este sitio, usted acepta nuestra política de cookies. Leer política